Nueva temporada de fútbol, nuevo curso escolar

Han terminado los torneos de fútbol veraniegos y los exámenes de septiembre.

Ya estamos inmersos en el arranque ligero de la nueva temporada 2015/16 y el nuevo curso escolar 2015/2016.

Tanto la liga de fútbol como el curso académico 2015/16 han comenzado. Todos van con la ilusión de un nuevo comienzo y en algunos casos hay objetivos marcados, ganar la liga, sacar matricula de honor,estar en los primeros puestos de la clasificación, sacar notables.

También tenemos unos objetivos mínimos a los que se quiere llegar lo antes posible, salvar la categoría, aprobar todo el curso académico.

Hay que ser realistas y conocer nuestras posibilidades reales para poder marcar objetivos asimilables y coherentes.

Tanto los entrenadores de fútbol como los profesores académicos, saben que realizar un trabajo serio, organizado y constante durante toda la temporada o curso académico, no da garantías de llegar a los objetivos marcados, pero si que se reducen las posibilidades de error y por tanto aumentan las posibilidades de éxito.

Tenemos que cuidar y mantener nuestras fortalezas y poner remedio a nuestras debilidades para que dejen de serlo.

Si necesitas un delantero, clases de matemáticas, un portero, clases de lenguaje, un central, clases de conocimiento del medio. No esperes al tramo final de la liga o a la última evaluación, busca un entrenador específico para tus jugadores con un nivel más bajo, contrata clases de refuerzo escolar para las asignaturas donde tienes problemas.

No esperes que la suerte te acompañe, se realista, reconoce tus debilidades y ponles remedio trabajándolas de una forma específica.

Es cierto que aveces se consiguen grandes gestas, pero cuando está en juego nuestro futuro deportivo o académico, lo mejor es tomar medidas desde el principio, fichando un jugador para reforzar nuestro punto débil o contratando clases de refuerzo escolar.

El fichar refuerzos en el tramo final de la liga de fútbol o contratar clases particulares el mes antes e los exámenes, te dejaran sin margen de maniobra y añadirán un mayor estrés que no ayudará a la consecución de los objetivos fijados.

Esperamos que os guste esta unión de la educación futbolistica y académica.

Compartimos un mismo inicio para un mismo fin, trabajo diario, esfuerzo y constancia para adquirir una mejora académica, deportiva y personal.

Fútbol educativo

 

No se admiten más comentarios